Competir para ganar

13 06 2008


 
Según James Austin,  existen 10 puntos claves sobre como competir para ganar en el entorno actual y futuro.
Estos puntos, que llamamos las diez “I” son:

INERCIA: en un futuro caracterizado por el cambio rápido, profundo, irreversible y volátil, el principal
enemigo es la inercia. Seguir con lo mismo de siempre es condenarse a la obsolescencia.

INTROSPECCION: el primer paso es conocerse a si mismo. Frente al entorno cambiante se debe saber
al menos cuales son las tres debilidades y fortalezas mas importantes de cada  quien.

INTERNACIONALIZACION: la interdependencia y la integración son inevitables y el empresario del futuro
debe considerar su empresa no como una compañía de una nacionalidad, sino como una entidad internacional.

INTERRELACIONES: la creciente complejidad del entorno no permite que lo hagamos todo solo.
Cada día, la competencia global es más alianza contra alianza que empresa contra empresa.

INVERSION:  ni el país ni sus empresas pueden alcanzar la competitividad global sin un aumento de inversión.
La inversión en capacitación del recurso humano produce grandes dividendos en términos de productividad.

 INNOVACION: la diferenciación en productos, servicios, procesos y organizacion

 INFRAESTRUCTURA: ningún país puede ser competitivo sin una infraestructura eficiente de transporte,
telecomunicación e información.

INESTABILIDAD: una de las diferencias más sobresalientes entre los países desarrollados y los países
latinoamericanos es la estabilidad macroeconómica del desarrollo y el caos económico de Latinoamérica

 INEQUIDAD: la percepción de injusticia en la distribución de la riqueza de un país, así como en la asignación
de cuotas de sacrificio para soportar los períodos de ajustes estructurales por parte de los grupos menos
favorecidos, es uno de los factores causales de la inestabilidad política.

 INTEGRIDAD: este es el integrante esencial para el liderazgo verdadero, sin el cual nunca lograremos la
competitividad. John O. Rockefeller decía: “cada privilegio implica una responsabilidad; cada oportunidad,
una obligación; cada posesión, un deber”.