Como convertirse en una vaca purpura

14 04 2011

Aqui un video con la explicacion de lo que es.

10 sugerencias para convertirse en una vaca púrpura

Desarrollar un producto notable y encarar su marketing implica, al menos, hacerse nuevas preguntas y probar nuevas prácticas.

* 1. Diferencie a sus clientes. Identifique al grupo más rentable y también al que tiene más posibilidades de influir sobre otro. Ingénieselas para desarrollar ambos, cómo comunicarse con ellos, cómo compensarlos. Ignore el resto. Ocúpese de los clientes que elegiría si pudiera elegir.
* 2. Si pudiera seleccionar un nicho de Mercado poco atendido al que apuntar (y dominar), ¿cuál sería? ¿Por qué no lanzar un producto que compita con el suyo y que solo atraiga a ese Mercado?
* 3. Cree dos equipos: los inventores y los ordeñadores. Ubíquelos en diferentes localizaciones. Organice una ceremonia formal cada vez que pase un producto de un grupo al otro. Celebre ambos y rote a la gente en los grupos.
* 4. ¿Tiene la dirección de email del 20% de sus clientes que adoran lo que usted hace? Si no las tiene, comience a buscarlas. Si las tiene pregúntese ¿qué podría hacer para ellos? Piense en algo muy especial.
* 5. Hacer algo notable no siempre implica cambiar las maquinarias de la fábrica. Puede ser la forma en que contesta el teléfono, lanza una nueva marca o analiza la modificación de su software. La mejor forma de ver lo que está funcionando y lo que no, es hacerse el hábito de hacer “lo incierto” cada vez que se le presenta la oportunidad.
* 6. Explore los límites. Pruebe qué pasaría si usted fuera: el más barato, el más rápido, el más lento, el más popular, el más sencillo, el más eficiente, el más odiado, el imitador, el outsider, el más antiguo, el más nuevo o, simplemente, el más. Si existe un límite, usted debe probarlo.
* 7. Piense en pequeño. Una recidiva del complejo industrial televisivo es la necesidad de pensar en términos de masa. La frase: “Si no le gusta a todo el mundo, no sirve”; ya no tiene actualidad. Piense en el segmento de mercado más pequeño que se le ocurra e imagine un producto que satisfaga sus necesidades perfectamente y en forma notable. Comience a partir de ahí.
* 8. Busque el tipo de cosas que simplemente “no se hacen” en su actividad, adelante, hágalas.
* 9. Pregúntese, “¿Por qué no?” Prácticamente no existe una Buena razón para la mayoría de las cosas que no hace. Casi todo es consecuencia de miedos, inercia o la falta de alguien que pregunte “¿por qué no?”
* 10. ¿Qué pasaría si, simplemente, dijera la verdad en su empresa y a sus clientes?





Este video te puede ayudar

8 04 2011




Los diez mandamientos del emprendimiento tecnológico

8 04 2011

1- Amarás tu idea sobre todas las cosas, hasta que encuentres una mejor. Hay que evitar el síndrome del ‘one million dolar idea’, aquello de “Mi idea es lo mejor”. Bueno, hay que contrastar.

2- Consultarás con otros antes de arrancar. Hay que valorar la idea, saber qué potencial de negocio tiene; si no, querida tortuguita, quédate en el huevo.

3- Adaptarás los enfoques de otros. Claro, no se trata de copiar, lo que le funciona a uno puede no funcionarte a ti, pero adaptar otras ‘buenas prácticas’ es el camino de la salvación.

4- Informarás verazmente. La transparencia es clave para crear confianza en torno a tu idea y su acción de emprendimiento.

5- Honrarás a tus inversores. Sí, son duros, te ‘quitarán’ trozos de tu empresa por un precio que siempre te parece poco… pero son tus inversores.

6- No tendrás pensamientos impuros con los inversores. Son difíciles y celosos, pero intentar atraer más inversión sin consensuarlo con los ya existentes es meterse en un avispero.

7- No matarás tu idea antes de tiempo. Los ciclos de emprendimiento son largos, hay que saber que pueden pasar años hasta que se vea la luz al final del túnel.

8- Respetarás tu plan de negocio. Ya no eres un inventor o un ‘científico loco’; te debes a un plan que te guiará por el recto camino de los negocios.

9- Santificarás el mercado. Estás en el mundo real, el valor de tu idea es lo que alguien está dispuesto a pagar por ella. Ve al mercado sin miedo y con convicción.

10- No temerás al fracaso. Y si fallas, ¿qué pasa? Pues lo justo, es otra experiencia, lo normal es que falles más de una vez antes de triunfar con una idea emprendedora.