Richard Branson

22 10 2008

Richard Branson participó en unas jornadas organizadas por American Express en Miami, llamadas “OPEN Adventures in Entrepreneurship”. La audiencia estaba formada por emprendedores y, a lo largo de su intervención, el fundador y propietario de Virgin (y sus más de 300 negocios) destiló su carácter genuino y sus conocimientos, derivados fundamentalmente de la experiencia.

 

Richard Branson representa, quizás, uno de los arquetipos de emprendedor más reconocible. Imagen que él siempre se ha encargado de enfatizar (¿quién no le recuerda a bordo de un globo, tratando de dar la vuelta al mundo?). Lo cierto es que su imperio, Virgin, es un modelo de éxito. Bajo una misma marca conviven desde la inicial compañía editora de música (que empezó siendo, en realidad, una simple tienda de discos), unas aerolíneas o una compañía de telefonía móvil. Y en el futuro, viajes al espacio…

 

Resumimos aqui algunas de las reflexiones que hizo durante su intervención, mezcladas con sus peripecias vitales:

  Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Las trampas más comúnes que acechan a los emprendedores

30 09 2008

Comúnmente los empresarios se enfrentan a infinidad de adversidades que en algunas ocasiones los pueden acabar y en otras sólo los sacuden un poco.  Y aunque son difíciles de calcular, la mayoría de contratiempos son predecibles.

 

Según The Enterprise Corporation of Pittsburgh (Corporación de Empresas de Pittsburgh) estas adversidades se pueden evitar, si se tiene en cuenta que todas las ideas innovadoras, aunque funcionan en algunos casos, siempre representan un riesgo.

 

Basado en ello el experto Frederick J. Beste realizó un estudio en el que determinó las principales fallas, que algunas veces por inocencia o por falta de malicia, le ocurren a los hombres de negocios.

 

Convencido de que la gran mayoría de estas “trampas” se originan en planes viables y con sentido común, Beste creó una lista de algunos de los errores más frecuentes en el ámbito empresarial.

 

1. Socios “por mitades”

 

La idea de que son mejores y más equitativas las sociedades en las que los socios tienen la misma participación es revaluada, y por el contrario, se considera una trampa peligrosa que puede llevar a la quiebra.

 

Es el típico caso de tres amigos que deciden montar una empresa, dividiéndosela en partes iguales y otorgándose sueldos idénticos. Según Beste  esa es una receta para el fracaso porque, primero la compañía carece de un líder, de alquien que sea un verdadero responsable; segundo, tarde o temprano aparece una diferencia de opinión irreconciliable; y tercero el que haya sido elegido como gerente, se considerará así mismo como un “poquito más que los demás”, y en el caso de que la empresa tenga éxito, será el quien obtenga el reconocimiento del público.

 

La solución está en contratar a una persona que tome el control de la empresa y en quien los dueños puedan depositar su confianza. Lee el resto de esta entrada »