Algunos errores clásicos en la dirección de una empresa

30 08 2010

Quien está al frente de una empresa, sea del tipo y sector que sea, bien como Gerente, bien como personal directivo de la misma, puede cometer muy diversos errores que le pueden perjudicar a él y a su propia empresa. Sin duda se mezclarán éstos con sus éxitos y virtudes en la gestión.

  1. Puentear, con frecuencia, a sus mandos intermedios.
  2. No escuchar a sus colaboradores y subordinados.
  3. Rodearse de  aduladores.
  4. Llamar la atención a sus mandos intermedios o colaboradores delante de sus compañeros o subordinados.
  5. Dirigir a gritos, broncas y amenazas.
  6. No dar la importancia debida a las cifras y datos económicos y contables de la gestión.
  7. Dedicarse sólo a los aspectos técnicos y no a los económicos o viceversa.
  8. Despreocuparse o desconocer los costes reales y completos de la empresa.
  9. No delegar en la estructura de mandos o en los colaboradores.
  10. Despreciar el poder y las posibilidades actuales y futuras de internet en la gestión, en el marketing, en la comunicación interna y externa y en la relación con clientes.




¿Cómo ser el líder del mercado?

29 08 2010

Fácil, basta con evitar que haya competidores, o, si los hay, que sean muy débiles.

SEGMENTANDO PARA GANAR

Si bien la respuesta que se da en el título suena simplista y tramposa, muchas empresas tratan de hacer esto. ¿Cómo? Segmentando adecuadamente el mercado de forma de tener todas las de ganar en los segmentos de mercado en que se decida competir.

Por ejemplo, cuando Alfred Sloan se enfrentó al aparentemente invencible Ford modelo T, logró ganarle segmentando el mercado de forma tal que el auto desarrollado especialmente para ese segmento era capaz de ganarle al modelo T en este grupo, a pesar de ser más caro. Esto lo repitió varias veces hasta que cubrió todo el mercado que dominaba el Ford T. Lee el resto de esta entrada »





5 lecciones de Marca de Lady Gaga

28 08 2010

Lady Gaga se ha convertido en el nuevo icono de la pop culture y les puedo asegurar que desbancar a otras musas de la música no debe de ser nada fácil. Sin duda, una personalidad muy bien definida y la búsqueda constante de la innovación.






Cosa Nostra

26 08 2010





Como llenar el carrito del super con menos dinero

26 08 2010

  • Ir al súper sin compañía… y después de comer. Es la mejor forma de evitar compras impulsivas. Sin hambre y sin niños se reducen las posibilidades de tentarse. No vendrán ganas de comprar comida sólo porque parezca rica, y los hijos no distraerán pidiéndo todo lo que les llame la atención.
  • Es fundamental comprender cómo funcionan los comercios. Es sabido que las grandes cadenas de hipermercados han estudiado la disposición más conveniente de los artículos para vender más. Los productos esenciales suelen ubicarse al fondo del supermercado, para forzar a los clientes a pasar frente a muchos productos que no son necesarios. No hay que distraerse.
  • Objetivos fijos. Por lo dicho arriba, lo mejor es ir sin vacilaciones hacia el área donde está lo necesario. Además, se debe pensar dos veces si realmente son necesarios los productos que se muestran en “oferta” en los extremos de cada pasillo. Muchas veces no ofrecen verdaderos descuentos.
  • Descuentos. Todos los supermercados tienen sus días particulares en que ofrecen descuentos diversos con tarjetas de distintos bancos. Se debe estar alerta para poder aprovechar los momentos indicados y también revisar los anuncios en los diarios o en los volantes de los comercios para recortar cupones de descuento y tenerlos siempre a mano.
  • Alturas. Puede ser sorpresivo revisar los precios de los productos que están en los estantes más bajos. Los que están al nivel de la mirada pueden ser más caros.
  • Precio por unidad. A veces el envase engaña. Al comparar productos, mirar el precio por unidad, si es que se informa (por ejemplo, cuánto cuesta el producto por kilo). Así se identifica mejor lo que sale más barato, independientemente del tamaño o forma del paquete.
  • La última parada. Hay que tratar de no comprar los productos que están junto a la caja registradora, porque la mayoría de ellos suelen ser caros.

De yapa: qué comprar

  • Menú de temporada. Se debe comprar productos de temporada, ya que de esta manera no se pagan sobreprecios por adquirir productos importados. Si se compra una vez a la semana, utilizar los productos frescos en los primeros días y los no perecederos a fines de la semana.
  • Menos carne. La carne suele ser lo más caro de la compra y además los nutricionistas insisten en lo importante que es comer verduras. Si se introducen algunas recetas vegetarianas en el menú se gastará menos y se tendrá una dieta más nutritiva.




Consejos para que tu auto gaste menos combustible

21 08 2010

Sabiendo que el precio de la gasolina es alto y que su pronostico en el futuro es al alza aqui unos consejos:

  • Planificar las rutas para los desplazamientos, buscando siempre las más cortas o menos congestionadas.
  • Evitar las sobrecargas innecesarias en el vehículo. El uso del portaequipajes de techo, aún estando éste vacío, puede incrementar el consumo normal del vehículo de 2% a 35%.
  • El uso del aire acondicionado aumenta en 20% el consumo de combustible.
  • Los autos están diseñados para cortar el aire al avanzar, tener las ventanillas abiertas aumenta la resistencia con el aire del vehículo, aumentando con ello el consumo, ya que le cuesta más trabajo al auto avanzar.
  • Algunos vehículos de marcas especificas permiten usar combustibles de distintos octanajes. Lo mejor, es usar la recomendada por el fabricante y de ser posible la de menor octanaje. También es importante procurar cargar gasolina muy temprano en la mañana, ya que el frío de esa hora evitará que se evapore y cargaremos un poco más de lo que cargaríamos con el mismo dinero al calor del medio día.
  • Revisar el vehículo periódicamente, ya que podemos detectar algún elemento deteriorado, que esté haciendo aumentar el consumo.
  • En trayectos muy cortos el consumo se dispara. En estos casos es recomendable utilizar el transporte público.
  • La presión de los neumáticos por debajo de lo normal aumenta el consumo por el mayor rozamiento del vehículo con el suelo, además de desgastar más los mismos. (por cada 0,3 libras menos de presión se aumenta en un 3% el consumo).
  • Se deben cambiar cuando corresponde el aceite, las bujías y los filtros pues de lo contrario se puede aumentar el consumo. Incluso el uso de un aceite incorrecto puede aumentarlo.
  • El revolucionar del motor debe ser correcto (un revolucionado demasiado alto provoca serios aumentos de consumo).

Según como conducimos:

  • Arrancar el motor sin acelerar y comenzar la marcha lo antes posible.
  • Utilizar marchas prolongadas (en motores a gasolina el cambio de velocidad debe hacerse cuando estamos entre 2,000 y 2,500 revoluciones y en motores Diesel entre 1,500 y 2,000).
  • Cuando estamos acelerando, se debe cambiar a la marcha más larga lo antes posible y al reducir de la manera más lenta posible. (Un motor en marcha corta y revolucionado consume mucho más).
  • Debemos procurar circular a una velocidad uniforme, sin aceleraciones y deceleraciones bruscas, que nos obligan a ir en marchas más cortas o a revolucionar más el coche. En resumen, hay que mantener la velocidad y procurar no tocar el pedal del freno.




Economistas perdidos en “El Planeta de los Simios”

17 08 2010

Laurie Santos, profesora de psicología de la Universidad de Yale, descubrió que varios de los errores sistemáticos que, según la economía del comportamiento, causaron la crisis financiera, pueden detectarse también en monos.

¿Qué tan atrás hay que ir para rastrear los orígenes de la crisis financiera de 2007-2008? ¿Cinco años, cuando se empezó a inflar fuerte la burbuja inmobiliaria en EE. UU? ¿20 años, cuando se pusieron de moda los derivados? ¿400 años atrás, en los albores del sistema capitalista?
Laurie Santos, profesora de psicología de la Universidad de Yale, en EE. UU, cree que las raíces del árbol de la crisis tienen un poco más de edad. Más precisamente: 35 millones de años, días más, días menos. Lee el resto de esta entrada »