Los Diez Mandamientos del Éxito

21 01 2010

1. Trabajar cada día como si la vida estuviera en juego.

Sólo existe un método para obtener el éxito y éste es por medio del trabajo arduo; se debe hacer siempre el mejor esfuerzo, pues lo que se siembra ahora se cosechará más tarde.

2.- Aprender que con paciencia y fe se puede controlar el propio destino.

Con paciencia y fe se puede soportar cualquier adversidad; la paciencia es poder, y todo gran logro es el resultado de una espera paciente. La paciencia es amarga pero su fruto es dulce.

3.- Planear, trazar el camino con cuidado.

A menos que se tracen los     planes y se establezcan claramente los objetivos, no se podrá alcanzar la victoria; es imposible avanzar apropiadamente en la vida sin objetivos.

Elaborar los planes hoy mismo.

4.- Prepararse para la oscuridad mientras se viaja bajo la luz del sol.

Ninguna situación buena o mala será duradera; la vida se maneja por ciclos y hay que estar preparado para los altibajos que, como las grandes olas, se alzan y caen.

5.- Sonreirle a la adversidad hasta que ésta se rinda.

La adversidad y el fracaso pueden destruir al hombre -y a la mujer- y la mejor forma de superarlos es entendiendo que la adversidad no es una condición permanente, y que el fracaso es sólo un paso más que nos conduce hacia el éxito.

6.- Comprender que los planes son sólo sueños cuando no hay acción.

Sólo la acción le da a la vida su fuerza y su alegría; la vida es un juego de pocos jugadores y muchos espectadores y la acción es el bálsamo que cura cualquier herida.

7.- Sacudir las telarañas de la mente.

La mente puede hacer del infierno un cielo y del cielo un infierno; la capacidad de olvidar es una virtud, no un defecto. Es mejor olvidarse de lo que no tiene solución.

8.- Aligerar la carga si se quiere llegar a la meta.

La carga deberá aligerarse a partir de hoy; si la riqueza se convierte en un equipaje se volverá una carga; la vida hay que simplificarla. Es más rico aquel que se contenta con menos.

9.- Nunca olvidar que siempre es más tarde de lo que se piensa.

Tener presente que no se puede vivir eternamente, y comprender que todos hemos estado muriendo hora tras hora en el momento en que nacemos, pero muchos tienen tanto miedo de morir que jamás viven. Recordar que siempre será más tarde de lo que se piensa.

10.- Esforzarse por ser uno mismo.

Ser genuino y esforzarse por hacer las cosas de la mejor manera posible; nunca ponerse el sombrero de ningún otro. Si se usan las capacidades especiales se alcanzará el triunfo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: