Medidas anticrisis favorecen rápido repunte de América Latina

18 05 2009

A diferencia de lo que ha ocurrido en crisis anteriores, en esta oportunidad la región parece estar mucho menos afectada por el colapso de la economía internacional.

El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) para América Latina señala que ésta tocará fondo durante el primer semestre de 2009, para retomar su crecimiento gradual en la segunda mitad del año. El organismo también estima que las economías de los países latinoamericanos se contraerán 1,5% este año -lo mismo que el PIB mundial- y durante 2010 experimentarán un crecimiento conjunto de 1,6%.

Recesión en “v”

Las predicciones del Latin American Consensus Forecasts van en línea similar. El PIB real de la región se contraerá este año 1,4% (contra la baja de más de 2% que experimentarán varias de las economías desarrolladas), mientras que el próximo año el PIB regional se expandirá 2,2%.

Aunque el impacto de la crisis ha sido extenso y profundo, Latinoamérica por primera vez está mejor preparada para superar la desaceleración y salir de la crisis financiera antes que las economías avanzadas, que se espera recién toquen fondo a principios de 2010, según datos del FMI. Esto, porque la región no ha debido afrontar un déficit fiscal -situación que sí se ha dado en naciones desarrolladas como Alemania e Italia- ni una crisis bancaria, como Estados Unidos y gran parte de Europa. “La crisis encontró las economías en una buena posición fiscal y con una buena posición de reserva. Entonces, tiene buen margen de maniobra”, indica Erick Haindl, decano de Economía de la Universidad San Sebastián. Estas fortalezas macroeconómicas les han dado holgura a los países de la región para tomar medidas en la misma línea que las economías desarrolladas, con planes de estímulo fiscal, baja en las tasas de interés y fortalecimiento de la liquidez por parte de los bancos centrales.

Entre los esfuerzos más significativos destaca Brasil, con un conjunto de medidas que a lo menos comprometen recursos por unos US$ 91 mil millones, y Chile, con un paquete reactivador por más de US$ 4 mil millones. Un informe preparado por el Grupo de Diarios de América (GDA) no sólo da cuenta de esta diversidad de medidas anticrisis, sino también revela que muchos bancos centrales han reducido drásticamente sus tasas de interés, tomando como referente las agresivas bajas de las principales economías mundiales.

Este fenómeno, sumado a un sistema financiero fundamentalmente sano, está llevando a que en la región se presente una recesión tipo “V”, es decir, caídas pronunciadas pero con un repunte igualmente rápido.

Por primera vez Latinoamérica está mejor preparada para salir de una crisis antes que las economías avanzadas.

Los principales programas reactivadores

Argentina

En diciembre del año pasado, el gobierno de Cristina Fernández anunció un paquete anticrisis por cerca de US$ 3.800 millones. El mismo mes se presentó un programa de obras públicas por cerca de US$ 32 mil millones, aunque sólo US$ 7 mil millones de ellos no estarían contemplados en el presupuesto. La disposición destinada a incentivar la compra de autos nuevos con financiación subsidiada significó unos US$ 1.000 millones.

Brasil

El Presidente Lula da Silva estableció un programa que incluye una inversión de más de US$ 45 mil millones para mantener el ritmo del consumo. Además, los ministerios tendrán que anticipar los gastos y asegurar un presupuesto paralelo de al menos US$ 11.740 millones. El gobierno gastará los US$ 6.550 millones reservados para el fondo soberano en proyectos que mantengan la demanda agregada. Por otra parte, las empresas estatales federales tendrán que liberar unos US$ 18 mil millones en inversiones.

Colombia

Aunque el Presidente Álvaro Uribe no ha lanzado un paquete fiscal propiamente tal, se han tomado una serie de medidas. La inversión en obras públicas, tanto del gobierno como de otras entidades administrativas, alcanzará US$ 10 mil millones este año. El Banco Central, en tanto, ha bajado 400 puntos la tasa de interés desde diciembre del año pasado.

Perú

El plan de estímulo del gobierno de Alan García equivale a aproximadamente el 2% del PIB del país: US$ 2.500 millones. La suma se dividirá en obras de infraestructura, apoyo a sectores afectados por la crisis y protección social. También se anunciaron medidas orientadas a agilizar las inversiones.

México

En octubre del año pasado, se dio a conocer el programa para impulsar el crecimiento y el empleo (PICE), que cuenta con recursos por casi US$ 7 mil millones, equivalentes al 0,7% del PIB. Además, se estableció un aumento del financiamiento por US$ 12.630 millones.

En enero se anunciaron nuevas medidas; entre ellas, durante todo el año se congelarán los precios de las gasolinas.

Chile

El gobierno de la Presidenta Bachelet dispuso US$ 4 mil millones para estimular la economía. La cifra equivale al 2,8% del PIB e incluye un mayor gasto público, rebajas tributarias e inyecciones de capital.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: