Impacto de la crisis en el Peru

30 10 2008

Muchos de los empresarios se encuentran actualmente a la espera de comprender qué sucederá en el corto plazo. Los efectos totales (duración y alcance) de la crisis aún no están claros, pues se espera conocer el real impacto de la misma en economías como las asiáticas y en los países en desarrollo. Esta situación viene acompañada por una inicial restricción del crédito a nivel global, que perjudica tanto al sistema financiero local como a los inversionistas extranjeros que ya no contarán con las mismas condiciones para apalancar fondos en condiciones laxas. Todo ello, a su vez, con los usuales efectos en las tasas de interés, las mismas que podrían no elevarse en demasía de acuerdo con la política monetaria que se decida implementar.

 

 

En cuanto al rubro exportador, es claro que existirá una contracción en la demanda internacional, lo cual desacelerará las tasas de crecimiento a las cuales han crecido las exportaciones en el último lustro.

 

 

En el sector tradicional exportador, la contracción de la demanda ha generado una caída en los precios de los principales commodities, particularmente en el caso de los minerales. El principal efecto, amén de las menores ganancias en el sector minero, serán los proyectos mineros que se encuentran en cartera en el país y cuya exploración y operación dependen de los ingresos esperados y expectativas de demanda futura de países como China, India y los países del hemisferio norte. En este sentido, las expectativas respecto al tiempo de recuperación de la economía mundial son claves.

 

 

En cuanto al rubro no tradicional, aquellos mercados que dependen de la demanda estadounidense y europea, como el de confecciones, agrícola, alimentos y joyería, enfrentarían una desaceleración de sus ventas, particularmente a inicios del 2009, y estarían tomando medidas preventivas (estrategias en cuanto a producción, mercados y abastecimiento local).

 

 

Una de las salidas estaría sustentada en su consumo interno. Los temas vinculados con inflación y empleo son los de mayor atención. Si bien no se espera que la cadena de pagos se rompa, probablemente el consumo esté motivado por el uso de líneas de crédito ya aprobadas, particularmente en medio de una vasta competencia que incluye nuevos participantes en el mercado de banca de consumo.

 

 

Esta crisis enfrenta a las empresas ante un factor crucial que es su relación caja, deuda y capacidad empresarial. No es conveniente depender de terceros y la misma empresa debe administrar su capital de trabajo para continuar operaciones, midiendo el costo de oportunidad en cada paso realizado.

 

 

Finalmente, es importante estar alertas y diseñar un plan de contingencia ante el impacto de la crisis, que debe estructurarse a través del patrimonio (ampliación de la participación de terceros) antes que deuda a tasas altas y variables. No obstante, aquellas empresas con sanos niveles de deuda, alta rentabilidad en sus operaciones y estructura de procesos sólida, deben estar atentas a cómo se desenvuelve la demanda de sus bienes y servicios a fin de reducir operaciones de ser el caso, o buscar ingresos conexos y mejorar la explotación de los activos no líquidos, manteniendo las expectativas de crecimiento aunque a menores tasas de las esperadas. Enfrentamos un escenario que nos hace pensar positivamente en medio del temporal internacional.

Por Sergio Koremblit

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: